Nuestro compromiso con las sustentabilidad y el medio ambiente, nos permite entregar un producto gourmet de captura silvestre en los mercados más exigentes del mundo.


A lo largo de 4.000 kilómetros de costa, los pescadores extraen los mariscos en forma manual, en zonas autorizadas y supervisadas por el estado.


La captura se realiza utilizando pequeños botes desde donde los buzos bajan al fondo del mar para recolectar los mariscos, asegurando de esta forma la captura responsable de recursos silvestres.